fbpx
Cargando.

Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Claro
Oscuro
Sepia

¿Cómo cuidar la salud dental con un piercing en la boca?

En los labios, en la lengua, en el frenillo o incluso en las mejillas. Cada vez son más las personas que se deciden a ponerse un piercing bucal, y muchas de ellas ignoran que los cuidados deben prolongarse mucho más allá de los días necesarios para la cicatrización. Al principio se sentirá dolor y habrá que vigilar la inflamación, pero después, cuidar la salud dental con un piercing pasa por una higiene rigurosa y visitas periódicas al dentista.

¿Qué consecuencias puede tener para la boca un piercing?

Más allá del lugar en el que se haya colocado, a la larga pueden comenzar a manifestarse toda una serie de problemas derivados de no cuidar la salud dentalcon un piercing en la boca como debería hacerse. Y se trata, en algunos casos, de problemas muy serios:

  • Recesión gingival: la retracción de la encía es más frecuente en el caso en el que el piercing esté en la lengua o los labios.
  • Enfermedad periodontal: el piercing puede facilitar la acumulación de sarro si no hay una buena limpieza. Algo que puede desembocar en una gingivitis, primero, y una periodontitis, después.
  • Infecciones: cualquier elemento extraño puede facilitar la aparición de infecciones si no se extrema la higiene.
  • Desgaste del esmalte dental: el roce continuo del piercing puede comprometer seriamente el esmalte del diente, llegando, en casos extremos, a provocar fracturas.
  • Otros problemas: mal aliento, mayor salivación, dificultades para pronunciar determinadas letras, alteraciones del gusto y modificación de la posición de los dientes, ya que la lengua no se sitúa correctamente.

¿Qué hay que hacer para cuidar la salud dental con un piercing bucal?

Ya desde el mismo momento en el que se pone hay que comenzar a prestar atención a la higiene. Primero, para evitar infecciones hasta que la herida cicatrice, y después para impedir que se desarrollen algunos de los problemas que mencionaba más arriba.

Entre esas medidas imprescindibles para cuidar la salud dental con un piercing los especialistas insistimos en estas:

  • Cepillarse muy bien los dientes y también la lengua, con algo más de esmero que cuando no se tenía piercing.
  • Utilizar un colutorio antibacteriano una vez al día y también hilo dental.
  • Si se va a hacer deporte, es mejor quitárselo para evitar accidentes o que se suelte accidentalmente.
  • No jugar con el piercing y manipularlo siempre con las manos muy limpias.

Y lo más importante, acudir con regularidad al dentista para revisar el estado de tu boca.

 

 

Deja un comentario

?>
WhatsApp ¿Te podemos ayudar?