fbpx
Cargando.

Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Claro
Oscuro
Sepia

La Odontología de la mano con la Fisioterapia

El cuerpo humano es un sistema complejo que está interconectado, por lo que cada organismo puede influenciar y afectar a otro. Los problemas bucales no escapan de esta realidad. Las afectaciones en boca y dientes, tienen un efecto directo en otra parte del cuerpo.

De allí es imprescindible ligar la odontología con la Fisioterapia, entre otras,  ya que trabajan unidas para la recuperación y el máximo bienestar de los pacientes, que son afectados por distintos problemas en boca, mandíbula, dientes o huesos craneales. Estas dos disciplinas trabajan mancomunadamente, para lograr la estabilidad en el uso del sistema masticatorio en la actividad motora bucal.

Para no usar términos tan técnicos que no puedas entender, lo explicaremos de la forma más sencilla posible. La boca es un sistema perfecto, en donde lo ideal es que los dientes tengan una posición correcta entre ellos y con los huesos que los sujetan. Esta manera de encajar y cerrar los dientes, es lo que se llama oclusión.

Tenemos entonces un buen encaje de los dientes, es decir una buena mordida, lo que se denomina oclusión correcta o normoclusión y una oclusión incorrecta o maloclusión, cuando los dientes no encajan de forma adecuada al cerrar la mandíbula, produciendo alteraciones diversas, no solo desde el punto de vista estético, sino también desde el funcional, trayendo como consecuencia una serie de problemas que se traducen en dolores de cabeza, de espalda, en los senos paranasales e incluso puede producirse fatigas.

Bruxismo

En este mismo orden de ideas, existe otra patología muy común hoy en día y en la cual juega un papel importante la fisioterapia, es el Bruxismo, siendo éste, el hábito inconsciente e involuntario de apretar los dientes mientras estamos dormidos, causado mayormente por el estrés, provocando dolor de cabeza, oídos y mandíbulas, desgaste y muchas veces fracturas de los dientes.

En todos estos casos, el tratamiento debe ser muy completo, y es ahí donde la fisioterapia juega un papel determinante como complemento del tratamiento odontológico, a través de una serie de ejercicios y movimientos dirigidos que de forma paralela ayudarán a superar dichas patologías.

Por otra parte, la fisioterapia no solo ayuda a la recuperación de los pacientes que padecen de distintos problemas en el mecanismo bucal, sino también ayuda al odontólogo en cuanto a las lesiones musculo-esqueléticas que padece, como consecuencia de las posturas adoptadas en el desarrollo de su labor.

Las dos disciplinas se complementan perfectamente, con el fin de lograr tratamientos completos y eficaces en la recuperación de los pacientes odontológicos, y en la reeducación postural de los profesionales odontológicos, creando una relación estrecha entre ambas profesiones.

Deja un comentario

?>
WhatsApp ¿Te podemos ayudar?